jueves, 25 de septiembre de 2014

Lista de cosas que me gustan

"Son aquellas pequeñas cosas.."





físicas
- ¡Sal-tar, sal-tar, sal-tar! Tal vez sea lo más cercano a volar. Estirarse para arriba con todas las fuerzas, disfrutar del aire, caer, rebotar y volver a subir. Qué divertido saltar, te alegra el vivir.

- Nada como disfrutar el super-poder de velocidad que te otorgan las cintas transportadoras. Informes cerebrales que no concuerdan: las piernas dicen estamos caminando mientras los ojos informan que estamos corriendo. No es común eso de obtener resultados esperados sin esfuerzo. Una realidad acorde al diccionario los beneficios y resultados antes que el trabajo.

-Sacarse los zapatos después de haber andado todo el día. ¡Es un placer que no se compara con nada!

curiosas
- Las conversaciones ajenas en el colectivo, si ambos puestos intercambiables: emisor y receptor están presentes mejor. Aunque las de celulares también cuentan solo que hay que completar los espacios silencios al modo fill in the blanks. Y en esto seguro que no estoy sola, porque hasta hay personas que se encargan de recopilarlas "La gente anda diciendo".

- Mirar por las ventanas. ¡De afuera para adentro! Como el punto anterior pero con un input más visual que auditivo.

 - Agotada la información de primera mano, las películas independientes, no tanto producciones no hollywoodenses. Gracias I-SAT  por presentármelas. Lista de algunas películas que me gustaron.

musicales
- El crujido al pisar las hojas caídas en otoño. Lástima que la lluvia funciona como el botón de MUTE.

de interacción
 - Que haya un capítulo de los Simpsons para ilustrar cada situación de la vida. Así es mucho más fácil compartir el momento y sentirte comprendida. (Punto aplicable solo con personas que comparten la fuente.)

novedades
- De vez en cuando cambiar el recorrido de todos los días y descubrir cosas nuevas.

- Ir al supermercado y encontrar productos raros, diferentes a los que ves semana tras semana, que te pasa cuando estás en otro país, o simplemente yendo al barrio chino

logros
 - La profunda gratificación de tachar los ítems en la lista de pendientes.

 - Descubrir que tenía razón en algo que sospechaba. Ya me venía pareciendo que eso de que en castellano se pronuncia tal cual se escribe  -comentario muy escuchado en contraposición al inglés- no era tan así. Un par de veces había reparado que no me escuchaba la “s” en la palabra mosca, pero no era un tema que influyera de manera determinante en mi vida cotidiana así que rápidamente surgía otra cosa y no se interrumpía el torrente continuo de ideas que van y vienen. Hasta que finalmente un día me iluminó Ernesto Sábato con su ensayo “Psicología con P”. Claro, era moJca como boJque y máJcara.


un lujo de estas latitudes

- Disfrutar el calorcito del sol de invierno.


indulgencias
- Poner el despertador media hora más temprano de lo necesario. Porque suena cada mañana y mi primer pensamiento es una negativa "no quiero levantarme". Pero cuando abro los ojos para apagar la alarma detecto que todavía me quedan treinta minutos de felicidad (máximo snooze que me permite mi artefacto) .

- El azúcar, y si es en versión copo de nieve, mejor. 





Y esta lista seguirá creciendo
- porque algunas cosas me estoy olvidando de mencionar
- porque surgirán cosas nuevas
- porque otras serán vistas con nuevos ojos








6 comentarios:

  1. Vamos descubriendo mas de FLOR.... muy bueno!!!

    ResponderEliminar
  2. Monica Murias de Bolasina25 de septiembre de 2014, 23:04

    me encanta lo simple ,y adoro quien repara en esos detalles ,saltar,volar hasta la niñez ,mia y de mis hijos ,felicitaciones tenes una hermosa vida hormiguita viajera!!!!!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, a vos también te encanta volar! y sos más osada!!! Moni te mando un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Mmh, you had me at cotton candy! Lovely post! xxx

    ResponderEliminar
  5. Hola, Flor: Como quedamos anoche en la breve, pero no por ello menos singular, charla que mantuvimos durante la fiesta, acá estoy, comenzando a leer tu blog, empezando a disfrutar tus relatos, enterándome de que también te gusta sentir cómo crujen las hojas en otoño, así como cambiar de tanto en tanto el recorrido. Te seguiré leyendo. Javier

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier, fue un gusto conocerlos!
    Gracias por acercarte al blog =)
    Estoy sorprendida parece que somos muchos los admiradores del crujido de las hojas!!!
    Saludos, flor

    ResponderEliminar